El nene me gasta el nombre

No sé si fue porque cuando (por fin) dijo “mamá” me llevé tal alegrón que hasta le pegué un susto, que ahora es “mamá” para todo. No calla. “Mamá mamá mamá mamá”. Parece que le pagan por cada mamá que dice. Y no seré yo quien diga que me moleste…

niño

Pero el colmo de los colmillos es que diga “mamá” y “Amaya”. Bueno… dice un mix que viene a ser “mamámaya”. Y puede ser que como él tiene dos nombres, a mí también me llama por los dos míos.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios