El increíble momento en el que unos niños hacen ascos ¡¡a una litera!!

Yo no sé de qué están hechos los niños hoy en día. Si es que tienen de todo, de todo han visto, no valoran nada y nada les sorprende. Pero a mí de pequeña me daban una litera y había piñas con mi hermano para ver quién dormía en la de arriba.

Hoy llegamos a un hotel y mis hijos tienen literas en la habitación. Pues ninguno quiere quedarse en la de arriba. Vamos, es que lo flipo. Lo dicho, llego a ser yo a su edad, me encaramo y no hay quien me baje de ahí. Pues estos, que nanay. Me tengo que subir yo para convencer a alguno de los dos.

madre 8 (1)

Aún el pequeño parece animarse. Sin embargo prefiero que, precisamente él, duerma en la de abajo, pues la mini valla de la cama no sería capaz de retener ese cuerpecillo y seguro que se nos estampa contra el suelo en mitad de la noche. Así que me viene bien que él quiera (pero no mucho), para que le entre envidia a El Cachorro y se produzca el conflicto. ¡Pero no hay tu tía! El Cachorro no se deja engañar tan fácilmente…

Al final hemos de obligarle a quedarse la cama alta, con la condición de que su padre duerma con él (al principio).

Rarísimo lo de este crío, con lo que es él de escalar… ¡Y siendo hijo mío! Quizá vaya siendo hora de que le revele que su madre es Superwoman.

madre 8 (2)

El pequeño lo acaba de descubrir.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios