El escalón y el perrín

He aquí el chiquitico utilizando el cuerpo de su hermano para sus propósitos.

niños_jugando

Apañado es un rato, no me digáis. Que donde esté un escalón humano, que se quite una escalera corriente y moliente, fría y dura, que no se ríe ni ná.

Ah, pero no os creáis que la cosa no conlleva consecuencias… Al rato aparece El Cachorro tirando de un collar de su hermano y dice que tiene un perrín. Lo anda paseando por toda la casa.

niños_jugando

Lo que me sorprende es que el otro se deje, porque se gasta una mala uva importante. Por mucho menos grita y te suelta un zarpazo. Y ahí lo tienes, todo manso, dejándose llevar por su hermano mayor. ¿Cómo habrá hecho para domesticarlo?

En fin, me tranquiliza que en cuanto al trato entre hermanos, la cosa quede en tablas.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios