El elixir de la juventud

Si El Cachorro quiere jugar le da igual si es con un niño que con su tío abuelo, el de más de ochenta años.

Niño con abuelo

No tiene contemplaciones. Así que corre, salta y culebrea. Y hasta es capaz de hacerse un nudo con él. Y, para mí, que mi tío rejuveneció veinte años.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios