El eco de El Cachorro

Don Bimbas hace en su vida exactamente lo que hace El Cachorro. No parece tener voluntad propia (y, sí, la tiene, vaya si la tiene). Vamos a un restaurante.

madre 12 (1)

La camarera:

– ¿Para beber?

El Cachorro:

– ¡Trina!

Don Bimbas:

– ¡Trina!

La camarera:

– ¿De naranja o de limón?

El Cachorro:

– ¡De naranja!

Don Bimbas:

– ¡De naranja!

Se va la camarera con la comanda y enseguida vuelve:

– No hay Trina. Hay Aquarius o Nestea.
– ¿Qué queréis? – les pregunto.
– ¡Aquarius! – dice El Cachorro.
– ¡Aquayus! – dice Don Bimbas.
– ¿De naranja o de limón? – pregunta la camarera.
– ¡De limón! – dice El Cachorro.
– ¡De limón! – le secunda Don Bimbas.
– ¡No, no, mejor Nestea! – rectifica El Cachorro.
– ¡Nestí! – corrobora Don Bimbas.
– ¿De naranja o de limón! – vuelve a preguntar la camarera.
– ¡De naranja! – dice El Cachorro.
– ¡De naranja! – respalda Don Bimbas.

Veis el criterio que tiene el pequeñajo, ¿verdad?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios