El chacachá del tren

Pero… peroperopero… ¡este nene es un cuco de cuidado! Viajando en el tren se ha fijado en la rubia de al lado (que podía ser su madre) y ha estado tirando un juguete al suelo como si fuera un pañuelo de hilo bordado, con la displicencia de una damisela decimonónica,, para que la tipa se lo recogiera y al devolvérselo le hiciera todos los arrumacos del mundo. Se la ha metido en el bolsillo.

Si sabe ya estos trucos…

Niño en el tren

Y como lo de conquistar a una mujer tan fácilmente le ha aburrido enseguida, se ha puesto a escuchar música para matar el rato.

Niño

Pero todo el mundo sabe que escuchar música despierta el hambre. Así que ha habido que recurrir al Aspito.

Niño

Y más vale que haya siempre un ganchito a mano, un auricular o una rubia, porque lo siguiente viene a ser la destrucción

Niño


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios