Educar al primero

Cuando tienes un segundo hijo, si has educado al primero más o menos bien, tienes medio trabajo hecho.

 

Bueno… eso es mucho decir, porque Don Bimbas es demasiado Don Bimbas. Pero digamos que en vez de dos padres desesperados, somos dos padres desesperados y un hermano generoso (no siempre) los que, cada uno a nuestra manera, educamos al pequeño.

madre 22 (1)

Don Bimbas imita a El Cachorro todo lo que puede. Que se acerca corriendo hacia mí y me dice en broma “chachipiruli”, pues viene Don Bimbas seguidamente corriendo de la misma manera, se para exactamente en la misma postura que El Cachorro, y dice algo similar, en su lenguaje: “tatití”.

 

Le dijo a El Cachorro que se desvista para meterse en el baño, y el pequeño quiere hacer también lo propio. Es decir, si se lo digo antes a Don Bimbas, ni caso. Pero si se lo digo a su hermano, El Cachorro procede, y luego a él, él hace lo propio.

madre 22 (2)

Menos mal que El Cachorro me ha salido como me ha salido, porque Don Bimbas tiene mucho peligro y solo le faltaba un mal ejemplo.

madre 22 (3)

Me pregunto cómo hubiera sido la cosa si él hubiese venido al mundo el primero…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios