Como un prehistórico

Lleva Don Bimbas hora y media con el filete. HORA-Y-MEDIA.

He llegado a la conclusión de que, verdaderamente, espera a que el filete se quede como el brazo incorrupto de Santa Teresa, frío y duro, para hincarle el diente.

Como le he cortado grandes los trozos, se mete los cachos y se le hacen bolo. Le he partido algunos y otros no. Más que nada porque hay que ir a la cama. Pero él, que es navarro hasta la médula, ahora ha decidido que no se mueve de la mesa hasta que se acabe el plato. Así que los trozos grandes los coge con la mano y los arranca con los dientes.

madre 19 (1)

Como en el Neolítico. A lo bestia. Y, mira, sí, se ha acabado el plato.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios