Como el perro y el gato

DIVERTIDÍSIMO juego el que se han traído mis pequeños con el perro. (Y él con ellos).

niño

Sila se metía debajo de la cama, ellos también detrás de él…

niño

Salía, ellos después. De nuevo debajo de la cama, ellos también…

niño

Volvía a meterse, hale todos para dentro.

niño

Emergía, los dos fuera.

niño

¡Menudo trajín se han traído los tres!

Yo no sé si el perro estaba involucrado en el juego o realmente trataba de huir…

Pero el perro que realmente me ha fascinado ha sido este:

niño

Paseaba por la calle y me lo topé. Qué cosa, ni una pestaña mueve. Nada le distrae. Qué majico, por favor. La viva estampa de la obediencia, la fidelidad, la lealtad, la amistad.

Voy a esperar a que salga su dueño para preguntarle que cuánto me cobra por adiestrar a Don Bimbas.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios