¿Coincidencia?

Pongamos que hay… yo qué sé… 27 cosas delante de mi hijo. Todas, aparentemente, igual de desconocidas y atractivas.

niño

Pero de entre esas 27 hay una que no quiero que coja. Porque es más delicada, porque le tengo más cariño, porque es más peligrosa, porque mancha, porque… lo que sea. Una entre 27. Y cuando el pequeño, después de observar el panorama, va y se decanta por algo… ¿qué es? En efecto.

Que yo creo que tiene poderes, que sabe leer la mente. En serio lo pienso. Porque siempre pasa lo mismo y no es normal.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios