Cerrado a cal y canto / Cerrado por biberón

¿Recordáis al robot de “Terminator” vestido de poli que se transformaba en lo que quisiera? Sí, ese que convertía sus brazos en palancas de alguna aleación de metal fuerte e indestructible… Con ellas conseguía abrir las puertas de un ascensor con una facilidad pasmosa. Pues bien, ya me gustaría a mí verlo en acción con los labios de mi bebé. Es sentir que una tetina de biberón o una cuchara se acerca a su boca, y apretar el morrillo que no entra ni un alfiler.

bebé

Y eso que los utensilios que utilizo son varios y variados. Últimamente el fregadero de mi cocina parece una exposición de “Menaje del Bebé”.

bebé_biberón

Pues no hay tu tía. Y da igual que le dé mi leche, así que no sé qué hago ordeñándome, que parezco La Vaca Lola que tiene cabeza y tiene cola y hace mu, que canta El Cachorro.

madre

¿Qué hago ahora con esto?

biberón

¿Un pastel? De verdad que me da tanta rabia semejante esfuerzo para nada que a veces, por hacerme aprecio a mí misma, le pego un lingotazo al biberón.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios