Cebando al nieto

Llega el Señor de las Bestias a Pamplona después de una semana fuera y se encuentra a El Cachorro con “cara pan”.

– ¡Este niño ha engordado! – observa.
– ¡Porque aquí el pobre se alimenta! – indica mi madre.

niño

Sí, la abuela ejerciendo de abuela. Lo cierto es que mi hijo tiene unos coloretes tipo Iñaki Perurena que dan gloria verlos.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios