Cambio de pañal

Esta es una de las perspectivas que más me gusta de mi bebé.

niño

Lo que no me gusta tanto es lo que viene a continuación… Y permitidme que aproveche esta oportunidad para realizar una disertación sobre la caca:

Los «regalitos» de los bebés siempre guardan sorpresas. Tú hueles un tufo, abres un pañal y te encuentras desde bolas duras a lo oveja, hasta pasteles blandurris tipo dulce de leche. Hay momentos especialmente duros, cuando las cacas son una especie de pises que no hay pañal en el mercado que las absorba, con lo que en cada defecación, que se suele dar la circunstancia de que en estos casos es cada cuarto de hora, tienes que cambiarlo de ropa de arriba abajo. Pero hay una caca que me escama por encima de todas… Madres del mundo, a ver si me lo aclaráis, ¿es posible que algunos bebés caguen PEGAMENTO? En serio que hay algunas deposiciones que no hay forma de desincrustarlas de la piel.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios