Balance

Pues nada, año finiquitado. 365 días en los que he pasado por todas las etapas de una madre. He estado sin embarazar, embarazada y he dado a luz. Y por todas las de una mujer trabajadora. He estado currando, en el paro y de baja maternal. Y por todas las de una desequilibrada. He estado tranquila, preocupada, dolorida, angustiada, cansada, contenta, asustada, es decir, he pasado por todos los estados anímicos imaginables.

niño

Todo esto ha tenido un resultado. Rubricamos el 31 de diciembre con este posado familiar. ¡Feliz noche para todos!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios