Árbol de Navidad

Mucho debo querer a mis hijos para permitirles colaborar colocando las bolas del árbol de Navidad…

madre 30 (1)

Bolas que no son precisamente de plasticucho. Las hay de cristal, incluso. Pero merece la pena. Mis hijos no tienen la culpa de que yo quiera un árbol chulísimo no apto para menores. Así que si no van a tener un pino con bolas feas ni muñecos de corchopán ni espumillón de colorinchis, al menos que participen en poner el que a mí me gusta.

 

El Cachorro estaba emocionado. Le he dicho que le dejaba ayudarme después de cenar y, aleluya, ha cenado todo y lo ha cenado en un tiempo normal (se tira la tira, normalmente).

madre 30 (2)

Total, que así de bonito nos ha quedado el árbol.

madre 30 (3)

Que es que está rechulo por todos sus costados.

madre 30 (4)

Y así de bonito lo que no es el árbol.

madre 30 (5)

Los peques y yo, encantados.

madre 30 (6)

El mayor, imbuido del espíritu navideño, se ha sentido incluso de lo más inspirado y ha realizado la siguiente obra pictórica:

madre 30 (7)

Obra: Christmas present under the tree.

Autor: El Cachorro.

Técnica: Boli Bic azul sobre papel de cocina.

 

En ARCO se lo van a quitar de las manos.

 

¡Navidad, ven! ¡Este año no nos cogerás in fraganti! ¡Estamos preparados!

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios