Al rico mejillón

Padre ofreciendo un mejillón a su hijo e hijo haciendo el aprecio típico de hijo de cuatro años.

madre 30 (1)

Es la centésimo cuarta vez que se le intenta dar a probar un mejillón y, como las otras 103 veces, vuelve a hacer un Mátrix.

madre 30 (2)

Jaaaja. Y porque le sostiene el respaldo de la silla. Si no, capaz de doblarse hacia atrás en ángulo de 90º, tipo niña de “El Exorcista”.

 

Y lo de esos morros… Metes en esa boca prieta a Excálibur y no hay Arturo que la saque. Para mí que se levantó al día siguiente con agujetas en los labios.

 

Por cierto, ojo a la carta, la traducción al inglés de “fruta del tiempo”. Jeeeje. Y de lo demás. Spain is different.

madre 30 (3)

Contagiada por la libertad con la que uno versiona las cosas a su medida, acabo pues este post con un refrán muy español:

 

En boca cerrada no entran mejillones.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios