Aguantar la risa

Les echo la bronca a los peques. A El Cachorro, zas, le entra la risa. Le sucede con cierta frecuencia. Él y yo sabemos que le entra la risa EN EL PEOR MOMENTO. Y lo pasa mal (y yo. Uno, porque me toca la moral, y dos, porque me contagia). Intenta mirar para otro lado. Hace muecas. Suda.

madre 13 (1)

Lo entiendo taaaan bien. Pero me tengo que enfadar. “¡Como te rías te enteras!” Se tapa la boca con fuerza. Yo creo que hasta se pone bizco. Un día va a explotar, el pobre.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios