Abogado defensor

Tiene Don Bimbas a un buen abogado defensor. El Cachorro está atento a lo que ocurre con su hermano pequeño y, ya que él no puede manifestarse, defiende a capa y espada sus intereses.

niño

Estoy en plena e infructuosa operación “introducción de alimentación complementaria”. En el momento en el que intento darle papilla de cereales, por ejemplo, y el bebé, como siempre, se rebela, llorando y quejándose, salta El Cachorro: “No quiere papilla, no le des, ¡dale teta!”, que le falta echarme en cara “¡que no te enteras!” Es verdad que es tan obvio, que El Cachorro se desespera.

niño

Mi bebé, con lo de la teta, no me deja ni a sol ni a sombra, así que cuando le dejo en su hamaquita y protesta llorando, yo me quejo en alto: “¡Pero, hombre, ya está bien, déjame vivir, que es un momento, que tengo que recoger, por Dios!”, y es entonces cuando El Cachorro me echa en cara: “¡No te enfades con el hermanito!”

Vamos, que estoy sola ante el peligro.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios