A distancia

De nuevo separada de mi crío. Esperando a que llegue el otro. Pero echándolo de menos a rabiar.

Así que a pesar de que me encanta dormir y de lo poco que lo hago (las visitas nocturnas al baño, con esta panza, son obligatorias), hoy ya estaba preparada a las ocho de la mañana para hablar con él.

Mientras, su padre ya me había enviado una foto mañanera. Esta.

niño

Llueve en Madrid. Y mi niño puede estrenar sus botas de agua para saltar en los charcos. Su padre, al ir a cambiarlo, le había dicho. “Corre, a vestir. Hoy llueve, así que te puedes poner las botas de agua”. Y ni corto ni perezoso ha empezado por lo más interesante…

Después, él desayunaba. Me lo pasa su padre al móvil. Y después de un “hola mamá” de cortesía, me suelta: “Pimero como y ahora hablo, ¿vale?”

Pirata. Este antepone la comida a su propia madre. Digno hijo mío. Qué orgullosa que estoy. (Sob).


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios