Siesta de pega

Pero… ¡este niño es como un perrillo faldero! ¡No se despega de mí ni a tiros! ¿Para eso nos mudamos de un mini piso a otro tres veces más grande? ¡Anda ya!

Niño

Y el colmo es que cuando tiene sueñito… Se me pega, se me sube… y ¡¡me mete mano!! Es cogerle aúpa y enseguida cuela la manita por el escote, o por debajo de la camiseta. Me lo expliquen, por favor.

Niño

Total, que pillando la directa y voy y lo meto en su cuna con la persiana cerrada. Lo dejo ahí confiando en que se echará una soberana siesta. Y resulta que lo que ocurre es que me pego la media hora siguiente escuchándole canturrear.

Niño

Creo que se canta a sí mismo para que le entre el sueñico. Después del repertorio de nananaaaaa, se hace el silencio…

(El Cachorro en general canturrea sin parar. Por favor, qué gracia me hace).


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios