Sandalio

Quedamos con un amigo del Señor de las Bestias y va y pregunta por Sandalio. “¿Sandalio?”, me extraño. “Sí, ¿o cómo se llama el niño al final?”

Yo tengo un bisabuelo que se llamaba Sandalio. Aún embarazada y cuando le dábamos vueltas al nombre (lo de darle vueltas al nombre duró hasta los ocho días de vida del niño), se lo mencioné al Señor de las Bestias, al cual le hizo gracia y cuando este amigo suyo le preguntó, cogió y le dijo que le íbamos a poner al nene Sandalio. Y por lo visto jamás le sacó del error en plan “que noooo, que es bromaaaa”. Pero, vaya, lo que me alucina es que colara. ¿¿De qué nos creen capaces los que nos conocen??

Familia

2 pensamientos en “Sandalio


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios