Restos del naufragio

Hoy nos han devuelto de la guarde las fotos que nos pidieron a principio de curso más los nombres del nene y… ay, se me ha encogido el corazón.

Niño

– ¿No me estás viendo aquí planchando las etiquetas en la ropa del nene, hace nada, y ya ha terminado el curso? – le comento a su padre con la lágrima colgando.

Pasa el tiempo que asusta. La guardería se acabó y con dos añicos y nueve meses el nene empezará el cole de mayores.

Me asusta hacerle la misma pregunta al Señor de las Bestias justo antes de que el peque empiece la uni. Me temo que se me va a pasar en un suspiro.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios