Rebelión robótica

Pero… ¡¡el mando de la tele pone en marcha el móvil de la cuna!! Juróslo. Ha aparecido El Cachorro con el mando en su habitación y de repente el cacharro se pone a dar vueltas con una musiquita, y acto seguido la música cambia, y después otra vez. Y yo más mosca que ni qué. Hasta que lo he descubierto. Y lo he probado. ¡Y es el mando!

Ah, si Isaac Asimov levantara la cabeza…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios