Que se note

“Quiero sená helaro, poque he momiro mucho”. Aquí, quien echa siesta tiene premio, y Don Bimbas lo reclama, claro. Que nadie le quite su helado. Por él, desayunaría, comería y cenaría (como dice) helado.

madre 30 (1)

Adivinad quién le ha dicho que no va a comer helado… al menos hasta después de la cena.

“Mamá, estoy enfadaro contigo”. No hace falta que lo jure. Se nota. Es un niño sin problemas para exteriorizar sentimientos. De enfado, de alegría… de lo que sea.

Pero de lo que más se preocupa que te enteres, es de sus enfados. Casualmente.

Por no hablar de que no me tiene respeto alguno. Mirad este plano contraplano de un tipejo abusador.

madre 30 (2)

¿Vosotros os creéis, lo que tengo que aguantar?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios