Primípara añosa

Acaba de ocurrir. Yo siempre he dicho, y lo mantengo, que mola ser madre temprana o tardía, o sea, veintipocos o treintaymuchos. Si tienes un hijo pronto, te pilla con más energía y cuando él ya es mayor tú aún puedes reengancharte al tema salir por la noche, viajar con amigos, etc. Si lo tienes tarde, ya has quemado y requemado la noche, has viajado lo que te ha dado la santa gana, y te vuelcas en la tarea de criarlo como con más dedicación, o conciencia, o… vale, vaaaaale: madurez. En cualquier caso, lo dicho, o antes de o después de.

Fotografía

(Mujer madura jugando a hacerse fotos reflejada con su bebé).

Ahora bien, esta noche, meditando en el balcón mientras fumaba un pitillo, de repente me ha asaltado el arrepentimiento de no haber tenido a El Cachorro en mi primera de las dos opciones óptimas para hacerlo, la de los veintipocos. ¡Quiero vivir tantas cosas con él y me va a pillar tan viejuna! Mierda.

4 pensamientos en “Primípara añosa

  1. Me encanta con la frescura con la que escribes. Tengo una futurible para tu pimpollo de, creo, la mismita edad…
    Para más coincidencias, soy una mami viejuna, también. (O milf, que suena mejor..jeje)…
    El caso, que el de hoy me ha dejado pasmá…Ayayay, que yo era un pensamiento que lo echaba en la caja de los trastos inservibles y mira tú que me lo has sacado a darle brillo, perruna…

    • ¡¡Jaajajaja!! Ay, majica, que al final somos todas de un parecido que espanta. Gracias por tu comentario, que me priva. Y ya hablaremos de tu churrita…

  2. Casada con 24. Madre con 25, 28 y 31. Feliz de haber sido madre joven. Y mi marido tiene mi edad. Así que ambos jóvenes.
    Yo recomiendo que no se deje pasar tanto tiempo luego de casada, juntada o como sea que cada una lleve la relación.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios