Precumple: Un día para el Día D

Pues así está en estos instantes la calle donde vivo, despejada de coches porque el Señor de las Bestias ha pedido al ayuntamiento permiso para organizarla pardísima. Y yo ahora cogía las de Villadiego…

madre 15 (1)

No, o sea, qué estrés. Mañana celebramos el cumple de El Cachorro y Don Bimbas y yo ya estoy cansada. Y de los nervios. Porque hay que estar a la altura de lo que va a acontecer aquí mañana. Y se da la circunstancia de que no sé si van a venir 50 personas o… ¡¡100!! En ese punto estoy. Y no he preparado nada, más que encargar la tarta a una vecina que yo pensaba que era cuestión de decirle «haz una tarta de La Guerra de las Galaxias» y no, resulta que había que elegir el tamaño calculando las raciones (ja, ja), el relleno, la foto de encima (con calidad suficiente), si vertical u horizontal… madre mía.

madre 14 (2)

También he encargado dos piñatas, una guirnalda, unas letras de «Feliz Cumpleaños» de Star Wars… El Señor de las Bestias ha comprado ya chuches y patatas fritas y frutos secos y chocolates, pero así a ojo de buen cubero, en plan llamándome al móvil: «¿Cuántas bolsas de chuches, dos, cuatro…?» «¡Pero si no sé qué tamaño tienen!» «Pues dos» «No, pues cuatro». Y así. Por lo demás, me falta hacer la compra de TODO.

He quedado con una vecina para ir mañana al Makro. Parece mentira que necesite ayuda… ¡con la de fiestas que he organizado en casa de soltera! Ahí tenía todo dominado, la bebida, los refrescos, el dulce, el salado, los hielos, los que iban a hacer los mojitos… y estaba preparada para que me fallara gente (las menos veces) y para que vinieran adobados de última hora (las más). Y ahora me vengo abajo con una fiesta de cumpleaños de niños… Ven-ga-ya.

Pero es que las fiestas de cumpleaños de niños no son lo que eran… Con lo feliz que hubiera sido invitando a cuatro niños a mediasnoches. Pero resulta que ahora eso no solo no se estila, sino que igual los niños invitados te empiezan a dar la murga con que dónde está el castillo hinchable y dónde el animador. Pero yo pienso un día celebrar el cumple de estos así, con fanta y mediasnoches en casa, como que me llamo Amaya. En cualquier caso, no será mañana…

madre 15 (3)

Total, que estoy viendo en mis narices que esto va en serio y que yo ahora mismo quisiera desaparecer como los coches que normalmente abarrotan esta calle tan despejada ahora y tan llena de promesas…

P.D. Adivinad quién fue realista y por la noche se puso a hacer la comida para el día siguiente en previsión de que no le diera tiempo a hacerla, cocinando pochas hasta las 2:00 de la mañana… (Y con razón y risas comentaba una vecina: «No, Amaya no puede hacer unos macarrones, no. Tenían que ser pochas. ¿Y de segundo ossobuco con menestra? ¿De postre una tarta de queso con arándanos salvajes?) Qué le voy a hacer, si me dibujaron así.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios