Precocidad digital

Es increíble. El Cachorro se pone a aporrear el teclado del ordenador y en la pantalla aparecen funciones que yo jamás he conseguido encontrar. Pero tampoco logro enterarme de cómo lo ha hecho. Imposible volver a dar con ellas. Tampoco es grave porque no sé para qué servían. Pero me mosquea.

Niño

(Aquí intentando llegar al teclado del ordenador para seguir demostrándome que a tan corta edad ya me da mil vueltas en lo tecnológico y en lo digital, y yo evitándolo para que no me siga dejando en evidencia).


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios