Potestad

– Abuelo, ¿podemos ver la tele? – le preguntan mis hijos a mi padre.
– No – contesto yo.
– Se lo pregunto al abuelo, que es el dueño de la tele.

El Cachorro se quiere hacer el listo. Con lo que no contaba era con mi padre aliándose conmigo y dándome todo el poder: “Aquí quien decide es tu madre”.

Le sale el tiro por la culata. Aunque lo vuelva a intentar a la desesperada: “¡Pero es tu casa!” No hay tu tía.

madre 14 (1)

Pero yo no voy a levantar la guardia. En cualquier momento puedo ser despojada de mi poder. Que para eso son mis padres y es su casa. Hay que estar alerta.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios