Pasta a las finas TODAS las hierbas

Llego de viaje y Tato cocinando en la Thermomix. Pienso que es una especie de poción, porque por toda la casa huele como a eucalipto. Pero es salsa de tomate a la italiana con orégano y un montón de hierbas más. No dan ganas de comérsela, dan ganas de hacer vahos con ella. O de rumiarla.

La historia es que prepara unos macarrones para la cena del nene. Tememos que no le gusten porque meterse eso en la boca es como masticar campo.

Se lo ponemos delante y… ¡un visto y no visto! ¡Tripite, el colega! Gran estómago. Está visto que la única forma que hay de que no coma es poniéndole un bozal.

Niño


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios