Nuevas generaciones

Y resulta que vienen unos primos que son un año más pequeños. Y resulta que hay que cuidar de ellos y hacerles más caso.

Niños

Y resulta que hay que enseñarles a mantener el tete en su sitio.

niños

Y resulta que hay que dejarles tus juguetes. Y resulta que te desbancan.

niños

Y resulta que se van y… Y descubres lo feliz que eres.

(No, no es cierto. Todo esto ha sido una licencia literaria porque El Cachorro no lleva nada mal a sus primos. Quizá una ligera, ligerísima pelusilla… más que nada porque le extraña ver a alguien de su tamaño o menor metido en casa. Si es que bueno hasta para eso, el colega).


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios