No hay paz para las madres

No suelo tener tiempo para ver la tele, pero encima cuando lo consigo lo tengo que hacer así:

niño

Luego, aquí el “me importa muy poco cómo estés tú de incómoda”, me utiliza de cama. Y yo encantada. Normalmente está en su cuna, pero esta semana ha coincidido que me ha usado dos veces para dormirse. Y yo no puedo estar más feliz. Además es una forma de disfrutarlo plenamente, porque despierto no para quiero ni un segundo. Ni uno.

niño

Me enamora que me incordie. Despierto o dormido.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios