No

Ayer, a “mamá”, “papá” y “abua”, añadió otra palabra a su vocabulario: “no”. Me pareció que fue una especie de espejismo auditivo. Pero hoy a una pregunta a dicho un “no” rotundo que me he deshuevao. Claro, luego la ha repetido que no veas al ver la gracia que me ha hecho. Cómo son los críos de monos, que solo quieren hacer reír a sus padres…

Niño

Por cierto que lo que me extraña es lo que ha tardado en decirlo, con la de veces que lo oye.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios