MY SON

Ruinas de My son, que no se pronuncian como en inglés, sino “mi-son”.

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM.

Que me da lástima que toda esta gente vaya a morirse sin haberse tomado una cerveza BIEN FRÍA, que somos cero originales vistiendo iguales a los críos, que aquí, de hecho, están a otro nivel y va vestida igual la familia al completo, que ese es mi próximo objetivo pero Tato es durísimo de roer, que prefieren ser sodomizados por veinte expresidiarios bielorrusos de 140 kilos sudados con pelos en el entrecejo y en los hombros y colmillos de oro que ceder el paso, que viajamos con los niños más movidos de todo el Sureste Asiático, que los pescadores son muy majos, que lo malo de quedarse más de un día en un sitio es que te das cuenta de lo mucho que te han estafado, que me entra la pájara del cansancio antes que a mis hijos y #nosomosná, que he dicho que no me lo compraba pero ahora veo la foto y no sé, que se puede ir de farol y molarlo todo, que la comida vietnamita es muy sana y está muy bien, pero a mí me engorda lo que no lo hacen los Cheetos ni las palmeras de chocolate y ME CAGO EN TODO. De momento.

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM. Que me da lástima que toda esta gente vaya a morirse sin haberse tomado una cerveza BIEN FRÍA, que somos cero originales vistiendo iguales a los críos, que aquí, de hecho, están a otro nivel y va vestida igual la familia al completo, que ese es mi próximo objetivo pero Tato es durísimo de roer, que prefieren ser sodomizados por veinte expresidiarios bielorrusos de 140 kilos sudados con pelos en el entrecejo y en los hombros y colmillos de oro que ceder el paso, que viajamos con los niños más movidos de todo el Sureste Asiático, que los pescadores son muy majos, que lo malo de quedarse más de un día en un sitio es que te das cuenta de lo mucho que te han estafado, que me entra la pájara del cansancio antes que a mis hijos y #nosomosná, que he dicho que no me lo compraba pero ahora veo la foto y no sé, que se puede ir de farol y molarlo todo, que la comida vietnamita es muy sana y está muy bien, pero a mí me engorda lo que no lo hacen los Cheetos ni las palmeras de chocolate y ME CAGO EN TODO. De momento. #HoiAn #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día8

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que me pregunto… ¿Pero cómo no me va a pegar una paliza cada noche si amanece así atravesado?

madre 25 (1)

Pasa que yoni es vagina y linga es pene. Hale, ya os vais a acostar sabiendo una cosa más.

madre 25 (2)

Pasa que mi pequeño es un estiloso de cuidado, un tipo con personalidad y con una pizca de chulería innata. Fijaos (hay que afinar mucho la vista en esta foto) en dónde se coloca su pulsera de ojo de tigre, en plan brazalete (se ve mejor en la serie de fotos de Instagram, y por no repetir, no la cuelgo aquí y pongo esta otra).

madre 25 (3)

Y los dos están para comérselos con los floripondios estos.

madre 25 (4)

Pasa que Don Bimbas se enfada igual aquí que en España. Esta vez porque quería coger mi mano derecha, la que tenía ya ocupada El Cachorro. Pelean.

– Cariño, afortunadamente tengo dos manos y no una, ven a cogerme de esta otra.

Pues no. Colgado como un mono del brazo de la mano que agarra su hermano mayor. Lo suelto. Y… ¿adivináis? Sí, se queda parado con el ceño fruncido y no continúa el camino.

Me enerva.

Seguimos caminando y él, impasible.

Como en este país lo adoran, enseguida lo rodean cinco mujeres y un hombre a hacerle cucamonas. Y él, sin moverse. Ah, pero el karma es sabio. A él no le gusta nada que le hablen desconocidos en plan atosigándole, creo que por motivos de vergüenza. Pues merecido se lo tiene, que se jorobe.

madre 25 (5)

Pero no se mueve, no. Jamás dará su brazo a torcer.

Tiene que ir finalmente su padre a por él. Descubre que ha roto su pulsera de cuentas de ojo de tigre. La ha estirado con el cabreo y la ha roto.

¡Jo-der con el crío! Harta me tiene.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios