Monday Night fever

Desde la una de la madrugada lleva el peque quejándose y llorando, con picos altos de desgañite agudo. Son casi las cuatro y, después de haberlo probado todo (cambio de pañal, teta, distintas posturas, limpieza nasal…), se ha conseguido dormir (supongo que de agotamiento) encima de mí. No me atrevo ni a mover un párpado. Y eso que me gustaría, al menos para cerrarlos y dormir a mi vez.

madre_con_bebé

Bonita forma de empezar la semana.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios