Mamá en el País de las Maravillas

“Mota e na moto, mamá”, me pide el nene.

Esta es la moto:

niño

Me siento como Alicia en el País de las Maravillas.

Tarea para el futuro: Trabajar el tema de las proporciones.

A todo esto, qué gracioso, porque ve motos por ahí y suelta: “¡¡Una moto ne mamá!!” Una, de la flota de motos que por lo visto debo tener.

Ah, y me encanta su economía del lenguaje. “Yo quero nomí e na cama co papá” viene a ser “yo quiero dormir en la cama con papá”.

¿Y que todos los artículos y las preposiciones los haga con ene? “La moto ne mamá”. Qué majo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios