Lógica aplastante

– Abre la pesiana – me ordena El Cachorro. Lo hago…

ventana

– ¿Vez? E de día.

Esa es su demostración empírica que explica por qué no hay que quedarse más en la cama, porque cuando es de día no se duerme, aunque sean las siete y media de la mañANA DE UN SÁBADO Y YO ME HAYA ACOSTADO A LAS DOS DE LA MADRUGADA Y DESPERTADO UNA VEZ PARA DAR EL PECHO AL BEBÉ Y OTRA VEZ PARA LLEVARLO AL BAÑO A ÉL. Grrrrrrr.

Y siguiendo con la lógica, me encuentro al pez dentro del vaso porque «loz pecez viven en el agua».

juguete

Es que es de un literal que vaya, vaya.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios