Lentejas para comer, lentejas para cenar

No, aunque lo parezca, el post no va de “pues si no te las comes en la comida, te las pongo para cenar”.

En mi casa, no sé cómo narices lo hacemos, pero si planeamos las cenas, coinciden siempre con lo que han comido en el cole. Bueno, mejor dicho, de planear, nada. Si planeáramos, no nos pasaría esto que nos pasa. El caso es que improvisamos. Y en numerosas ocasiones, dice El Cachorro:

– Es que esto hemos comido hoy…

Tengo un ojo que, vamos…

Hoy, no iba a ser menos. No he hecho ni mirar el menú del cole. Lo cambio cada mes y lo cuelgo en la nevera para hacerme la madre responsable que tiene todo muy presente, pero no lo miro NUNCA. Así que he hecho lentejas.

Tengo turno de tarde y llegaré a las once de la noche a casa, así que aviso por Whatsapp al Señor de las Bestias de que hoy hay cena hecha.

Cuando el padre de mis criaturas llega a casa, me escribe lo siguiente.

madre 27 (1)

Creo que se piensa que hoy es 26, y de ahí la captura. Le llamo: “Pero ¿cuándo han comido lentejas, hoy o ayer?” Entonces se fija.

madre 27 (2)

Me confirma que ayer. “¡Pues estos cabritos me han dicho que habían comido hoy lentejas!”

En fin, hoy nos hemos librado por un día. Pero ya nos huele…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios