La profecía se cumple

Segundo día de guardería.

madre 8 (1)

El que berrea es mi hijo. Lo sabía. El peor día no es el primero.

 

En cuanto a que sea él el único disgustado de la foto, en su defensa he de explicar que los otros niños son veteranos, ya iban a la guarde y con esa profe el año pasado, y que han entrado hace una hora.

 

Cuando lo voy a buscar, se me encarama. No hay forma de dejarlo en el suelo. Se me agarra de tal manera que no necesito ni sujetarlo con los brazos. Él mismo puede solo. Como un lémur.

 

Pobrecito. Me voy a mudar a una tribu del Amazonas en la que todos vivamos en comuna y siempre juntos, encargándonos todos a la vez de educar y cuidar a nuestros pequeños, decidido.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios