La pela es la pela

Se encuentra El Cachorro una moneda. «¿De quién es?», me pregunta. «Una de dos, o de papá o de mamá», le contesto. Y como no es cuco ni nada, me contradice: «No, solo huele a moneda». ¡Huele a moneda, tú, no a mí o a su padre! «La voy a meter en mi cerdo», determina.

madre 21

Menudo truqui, el tío. No se lo he podido impedir ni nada.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios