La competencia de la agencia Magnum

Ya tardaba. Si yo estoy enganchada a las fotos, si vivo pegada a una cámara, si no hago más que plasmar todo lo que ocurre a mi alrededor… ¿¿qué pretendía que hiciera mi hijo??

Ahora me pide la cámara y dispara a diestro y siniestro. Alguna vez sale algo reconocible y/o con sentido. He aquí sus pinitos fotográficos con un modelo de excepción, su padre.

niño

niño

Y, ojo, lo clava. Capta totalmente su esencia. Un retrato totalmente fidedigno.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios