HUE – DA NANG – HOI AN

Playa de Lang Co
Paso de Hai Van

DANANG
Pagoda de Linh Ung
Playa de My Khe (la vimos desde el coche, porque al guía no le dio la santa gana de parar).
… en la península de Son Tra
Montañas de Mármol

HOI AN

madre 24 (1)

https://www.instagram.com/p/B0U7I3dCb_N/

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM.

Que las chanclas azules nuevas destiñen y tengo los talones de Idris Elba, que empiezo a no ser nadie si no bebo un zumo de sandía cada mañana, que mi hijo mayor come espaguetis carbonera con fruta de dragón (a la vez) para desayunar, ergo Adriá es un aficionado, que para qué quieres intermitente si tienes claxon, que mi chico no es bajito, que la cabezonería de llevar zapato cerrado no puede durar para siempre, que se confirma que tengo la enorme tara mental de echar de menos justo las dos pichorradas que me dejo aposta porque cómo va a ser posible que no pueda viajar sin eso, que no lo uso ni en casa, que el esmalte permanente de las uñas de mis pies me ha durado exactamente siete días, que a las vietnamitas les debe gustar ir con la gotilla, que nos dicen que hoy es el festival de la luna y les digo que ni hablar, que se celebra con la luna llena, y rebaten que también en luna nueva, y les digo que hoy es cuarto menguante, y con todo tenemos una predisposición a ser timados y cogemos y picamos, sabiendo que mañana hay otro “festival” igual, porque aquí hemos venido a jugar, que, sin duda, la vida mejora si le colocas unos farolillos. De momento.

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM. Que las chanclas azules nuevas destiñen y tengo los talones de Idris Elba, que empiezo a no ser nadie si no bebo un zumo de sandía cada mañana, que mi hijo mayor come espaguetis carbonera con fruta de dragón (a la vez) para desayunar, ergo Adriá es un aficionado, que para qué quieres intermitente si tienes claxon, que mi chico no es bajito, que la cabezonería de llevar zapato cerrado no puede durar para siempre, que se confirma que tengo la enorme tara mental de echar de menos justo las dos pichorradas que me dejo aposta porque cómo va a ser posible que no pueda viajar sin eso, que no lo uso ni en casa, que el esmalte permanente de las uñas de mis pies me ha durado exactamente siete días, que a las vietnamitas les debe gustar ir con la gotilla, que nos dicen que hoy es el festival de la luna y les digo que ni hablar, que se celebra con la luna llena, y rebaten que también en luna nueva, y les digo que hoy es cuarto menguante, y con todo tenemos una predisposición a ser timados y cogemos y picamos, sabiendo que mañana hay otro “festival” igual, porque aquí hemos venido a jugar, que, sin duda, la vida mejora si le colocas unos farolillos. De momento. #LangCo #Danang #HoiAn #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día7

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

madre 24 (2)

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que están los críos en la furgoneta dando lo que viene siendo un poquito por saco, jugando a tirar cosas. Ya voy y les digo que no puede ser, que basta. Y dice Don Bimbas: “Es que mi chancla quiere que la tireeee”. ¿Pero vosotros os creéis? No sé en qué momento mi niño piensa que va a colar eso de que objetos inanimados cobren vida. Pero, en el caso de que lo hicieran, lo que ya es absolutamente increíble es que lo fueran a someter a sus órdenes. ¡A mi pequeño! ¡Bien y tú!

madre 24 (3)

Pasa que, una vez en el hotel, bajo a cenar más tarde que los chicos, y descubro que el Señor de las Bestias ha pedido sendos platos de espaguetis carbonara a los críos. Si llego a estar yo, digo que uno para los dos. Pero él ha pedido dos. Y cada uno tiene una montaña de espaguetis con una tonelada de bacon. ¡Y como no estamos en España, no puedo pedir la “doggy bag”, con la que me ahorraría un par de comidas y cenas por lo menos, tal es la cantidad que les han puesto!

¿Por qué en este tipo de cosas solo caemos las mujeres? La previsión, el cálculo, la lógica… ¿son solo atributos femeninos? Porque este es un mal generalizado entre los tíos, me temo. ¿Qué me decís de tener la sensación, fundada, constante, de que, si no estoy yo vigilante, la van a liar? Qué cruz.

madre 24 (4)

Como es natural, cuando van por la mitad, y mucho me parece, El Cachorro dice que ya no puede más. Yo creo que está al borde del empacho.

– Esto no se lo come ni el más flaco de todos – dice.
– Será el más gordo – puntualizo.
– No, el más flaco, porque tendrá mucha hambre.

¡Pues es verdad! ¿Quién comerá más, un gordo atiborrado o un flaco muerto de hambre? Los niños aplican la evidencia más aplastante.

Pasa que, sin duda, es todo un acierto coger hoteles con piscina…

madre 24 (5)

… y, a poder ser, con farolillos.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios