HOI AN

Puente japonés
Casa de Phung Hung
Casa de Tan Ky
Sala de asambleas de Phuc Kien
Restaurante Co Mai
Mercado

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM.

Que se suda sin olor, que el papel higiénico es muy suave, que mis pequeños pueden mear en los urinarios de la pared, que no creo que exista mayor guarrada que limpiarse el culo y tirar ese papel higiénico a una papelera, que me da más asco si cabe la papelera de los papeles higiénicos sucios que lo que hay dentro, que mis hijos cenan pizza cuatro quesos every night y me recuerdan a mí cuando aterricé en Madrid y llegué a pesar cuatro arrobas y media, que siempre tengo razón en España y ahora también en Vietnam, que desde aquí te veo trasnochar, que, fiel a mi naturaleza, que siempre que me voy de vacaciones me pongo enferma, actualmente paseo una curiosa cistitis por hoi an, que hay quien todavía no se aclara con los millones de billetes, que no imaginaba que me iba a comprar las mismas camisetas que me compré hace tres años en Huelva, que esto pasa muy rápido, que volveré con unas ideas para la piscina de la urba y su utilización nocturna, que el puente japonés bien vale una boda. De momento.

madre 26 (1)

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM. Que se suda sin olor, que el papel higiénico es muy suave, que mis pequeños pueden mear en los urinarios de la pared, que no creo que exista mayor guarrada que limpiarse el culo y tirar ese papel higiénico a una papelera, que me da más asco si cabe la papelera de los papeles higiénicos sucios que lo que hay dentro, que mis hijos cenan pizza cuatro quesos every night y me recuerdan a mí cuando aterricé en Madrid y llegué a pesar cuatro arrobas y media, que siempre tengo razón en España y ahora también en Vietnam, que desde aquí te veo trasnochar, que, fiel a mi naturaleza, que siempre que me voy de vacaciones me pongo enferma, actualmente paseo una curiosa cistitis por hoi an, que hay quien todavía no se aclara con los millones de billetes, que no imaginaba que me iba a comprar las mismas camisetas que me compré hace tres años en Huelva, que esto pasa muy rápido, que volveré con unas ideas para la piscina de la urba y su utilización nocturna, que el puente japonés bien vale una boda. De momento. #HoiAn #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día9

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que no puedo estar más contenta de lo mucho que he acertado con este viaje. Lo estoy disfrutando tanto que me asusta. Incluso lo estoy rememorando antes de haberlo terminado.

madre 26 (2)

Pasa que por fin toca (bueno, no es que toque, pero así lo he organizado yo) visitar esta ciudad donde estamos alojados, que a mí me apetecía mucho. Es un lugar, y mira que me molesta ponerme cursi, encantador.

madre 26 (3)

Pero tiene algo malo: está atestado de gente. Aunque, sorprendentemente, a veces se circula por calles solitarias, no sé si porque están más apartadas del “mogollón”, o porque caminamos a deshoras.

madre 26 (4)

Pasa que sé que, por muchos mercados que visitemos, no lograré convencer a estos cobardicas abonados al menú infantil de que comamos en uno de ellos.

madre 26 (5)

Pasa, además, que empiezo a encontrar una oposición frontal a la comida vietnamita por parte de Don Bimbas, que se niega a probar bocado:

madre 26 (6)

“Es que lo de los chinos no me bustaaa…”

Pues no nos queda viaje ni nada. Va a volver a España en los huesicos.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios