HANOI

Mausoleo Ho Chi Minh
Casa sobre pilotes de Ho Chi Minh
Pagoda de la Columna
Templo de la Literatura
Lago de Hoan Kiem con la Torre de la Tortuga
Teatro de la Ópera
Hotel Sofitel Legend Metropole

madre 30 (1)

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que no sé ellos, pero yo estoy RRRRREVENTADA, que todo lo que no se cae en Madrid, se cae de la cama una media de dos veces por noche mi pequeño, que si dices chao dices hola, que muy asceta Ho Chi Minh, pero para mí quisiera su humilde morada, que voy algo descocada, que qué mona va esta chica siempre, que no hay nada que me fastidie más que que me racionen el papel higiénico, que, de higiénico, después de que pase por las manazas de la portera de los baños, ya debe tener poco, que lo bueno de que haga este calor es que tu hijo se puede manchar la camiseta de Coca Cola de par de mañana, como hace todos los puñeteros días, que se mancha nada más empezar la jornada y me pone negra, y tú puedes irte a un baño, lavarla con jabón y plantársela chirriada de nuevo, y andando, que sentarse como para poner un huevo será muy sano, pero no es el colmo de la comodidad, que a mi rubio le hacen fotos robadas sin parar, que lo de pedir permiso para sacar una foto a un menor aquí no se estila, y que a mi no me importa, que, vaya hombre, ahora resulta que es buena época para embalsamar, que menos mal que hay estanques con renacuajos en los templos, que son muchísimo más importantes que los templos, que la guía viene con el sobreaviso de lo movidos que son mis hijos, y que aún lo está flipando, que llueve que se te ponen las yemas de los dedos igual que cuando pasas mucho tempo a remojo, que me gusta que nos podamos meter cuatro o cinco en la parte de atrás de un coche, como cuando éramos pequeños y no tan estirados, que creo que he dado con el que se dedicó a escarbar los túneles del vietcong… con sus propias uñas, y hoy es conductor de ciclo taxi o como se llame, que el ciclo taxi o como se llame es un buen lugar para echarse la siesta, que para qué quieres un chubasquero si no te puedes poner debajo de un buen chorro de agua, que se puede ser hortera vivo… o muerto, que nunca puedo dejar nada en la mesa y aquí me lo están poniendo muy difícil, que el tren solo pasa una vez, pero pasa por el medio de la calle. De momento. #Hanoi #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día13

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que no sé ellos, pero yo estoy RRRRREVENTADA, que todo lo que no se cae en Madrid, se cae de la cama una media de dos veces por noche mi pequeño, que si dices chao dices hola, que muy asceta Ho Chi Minh, pero para mí quisiera su humilde morada, que voy algo descocada, que qué mona va esta chica siempre, que no hay nada que me fastidie más que que me racionen el papel higiénico, que, de higiénico, después de que pase por las manazas de la portera de los baños, ya debe tener poco, que lo bueno de que haga este calor es que tu hijo se puede manchar la camiseta de Coca Cola de par de mañana, como hace todos los puñeteros días, que se mancha nada más empezar la jornada y me pone negra, y tú puedes irte a un baño, lavarla con jabón y plantársela chirriada de nuevo, y andando, que sentarse como para poner un huevo será muy sano, pero no es el colmo de la comodidad, que a mi rubio le hacen fotos robadas sin parar, que lo de pedir permiso para sacar una foto a un menor aquí no se estila, y que a mi no me importa, que, vaya hombre, ahora resulta que es buena época para embalsamar, que menos mal que hay estanques con renacuajos en los templos, que son muchísimo más importantes que los templos, que la guía viene con el sobre aviso de lo movidos que son mis hijos, y que aún lo está flipando, que llueve que se te ponen las yemas de los dedos igual que cuando pasas mucho tempo a remojo, que me gusta que nos podamos meter cuatro o cinco en la parte de atrás de un coche, como cuando éramos pequeños y no tan estirados, que creo que he dado con el que se dedicó a escarbar los túneles del vietcong… con sus propias uñas, y hoy es conductor de ciclo taxi o como se llame, que el ciclo taxi o como se llame es un buen lugar para echarse la siesta, que para qué quieres un chubasquero si no te puedes poner debajo de un buen chorro de agua, que se puede ser hortera vivo… o muerto, que nunca puedo dejar nada en la mesa y aquí me lo están poniendo muy difícil, que el tren solo pasa una vez, pero pasa por el medio de la calle. De momento.

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que, como comentaba en las “cosas que se aprenden en Vietnam”, Don Bimbas se precipita de la cama al suelo cada dos por tres mientras duerme. Por eso tenemos que improvisar barreras y protecciones.

madre 30 (2)

Hoy, ha reptado hasta caerse por el único sitio que no había protegido. Lo hace adrede. Es pumba de noche.

Pasa que con este ánimo empezamos el día.

madre 30 (3)

El Cachorro, por su parte, me dice que él se queda en el hotel, que nos vayamos sin él.

madre 30 (4)

Luego, se produce el milagro. Luego son un derroche de energía. En la agencia ya han avisado a la guía que nos toca hoy sobre lo movidos que son estos niños. Ay, madre, ¡qué dirán de nosotros!

madre 30 (5)

El Señor de las Bestias tiene la teoría de que es por la Coca Cola que beben. Yo jamás les he dejado y aquí en Vietnam se están luciendo.

Pasa que lo bueno de que haga este calor es que tu hijo se puede manchar la camiseta de Coca Cola de par de mañana, como hace todos los puñeteros días, que se mancha nada más empezar la jornada y me pone negra, y tú puedes irte a un baño y realizar una colada improvisada: lavarla con jabón y plantársela chirriada de nuevo. Ya se secará. Y si no, mejor para él.

madre 30 (6)

Pasa que El Cachorro está flipando con los coches que hay por aquí. Que no tenga nunca mucho dinero, porque le gustan los diseños y yo no sé si podré soportar tanta horterada.

madre 30 (7)


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios