Gula

Ninguno de los muchos y variados números que tiene el circo ha podido ensombrecer el atractivo y la espectacularidad de unas buenas palomitas. Qué manera de devorarlas. A puñados. Se ha asustado hasta el domador de fieras.

Niño

A sus padres este ansia no nos pilla de sorpresa. Por ejemplo, en casa el nene no es que pida pan, “pa”. No es que pida galleta, “esheta”. Pide “pa” y “esheta” a la vez. En la mano izquierda, la galleta, en la derecha, el pan. No sé de dónde se ha sacado esa costumbre de comer a dos manos… Ejem.

Niño

Supongo que de la misma persona de quien ha heredado el vicio de comerse la Nocilla, Nutella y derivados… leche condensada, dulce de leche, caramelo… etc., A CUCHARADAS.
A él le ha parecido muy buena idea.

Niño


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios