Good morning, Vietnam

Ya estamos en Ho Chi Minh, la antigua Saigón, la capital del sur. Vamos a recorrer el país de sur a norte. Pero de momento, lo que recorren mis hijos, nada más pasar inmigración, es el camino a estos asientos…

madre 18 (1)

Fijaos en Don Bimbas. Dispone de tres asientos seguidos pero se tira largo en la zona del hueco. Hay que ser original.

A los críos y a mí se nos caen los ojos de las cuencas. Normal, no hemos pegado ojo y llevamos unas veinte horas de viaje. Los peques lo acusan. Pero, una vez instalados en el hotel, decido que no podemos tirarnos a la bartola, que lo mejor es adaptarnos cuanto antes al horario del país. Y salimos y nos damos de bruces con Vietnam.

madre 18 (2)

Pasamos por el mercado de Ben Thanh, al lado del hotel, y nos la jugamos comprando comida en el primer puesto callejero que encontramos (o no conocemos el miedo o somos una pandilla de inconscientes nunca vista, máxime cuando a mí, cuando hice lo mismo en Bali, hace años, me entró una cagalera que casi me deja en el sitio).

madre 18 (3)

No sabemos si estamos desayunando o cenando, pero comemos, y después nos dirigimos directamente a ser timados por los de los cyclos, que mira que estábamos advertidos al respecto, pero el Señor de las Bestias es demasiado rápido pagando y a mí no me dio tiempo a calcular el cambio.

Así que nos enfadamos, y de morros vemos el Palacio de la Independencia, de menos morros la catedral de Notre Dame y, ya sin enfados, la Oficina central de correos, donde nos apresuramos a escribir algunas postales, no vaya a ser que lleguemos nosotros antes que ellas.

madre 18 (4)

Pasamos por el Teatro Municipal, subimos a la Torre Financiera Bitexco, donde comemos, o desayunamos, ya no sé, y empezamos a flaquear de mala manera.

¿Sueño? Mucho. Cuando salimos de ahí, cogemos un taxi para ir al templo de Le Van Duyet, que está dedicado a un general (aquí hay santuarios que no están dedicados a deidades, sino a héroes nacionales) y nos quedamos TODOS fritos… ¡Los cuatro! ¡En el taxi! El taxista se meaba cuando nos tiene que despertar para que le paguemos.

madre 18 (5)

Cerca, un mercado callejero que nos encontramos por casualidad (creo que es el de Ba Chieu). Es casi imposible transitar por él. Muchas veces estamos parados, peatones y motos, todos juntos.

madre 18 (6)

Y ojo al tendido eléctrico.

La gente hace la compra desde la moto, sin bajarse. Se para donde quiere, compra, y se larga (atascado, poco a poco, entre el tumulto). Tenemos el privilegio de vivir cómo es un auténtico mercado vietnamita, qué venden y cómo se compra.

madre 18 (7)

Al final del día, el que se dormía por las esquinas…

madre 18 (8)

… encuentra un sofá bien cómodo…

madre 18 (9)

A ver si logramos descansar algo y coger ritmo, porque nos esperan días apasionantes. Estamos en Vietnam. Y os invito, queridos lectores, a viajar con nosotros.

madre 18 (10)

Como veis, os cuelgo un enlace a mi Instagram. Este es de este día. Cuando hicimos el viaje (hace un año, ya sabéis que este diario va un año justo por detrás), lo compartí en esta red social. Colgué, generalmente, 20 fotos al día (y se me hizo MUY difícil seleccionarlas, hubiera colgado cien), y además se me ocurrió comentar el viaje bajo el título “COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM”. No era mi pretensión hacerlo así, pero me dio por ahí el primer día y luego me enganché a repetirlo los demás.

madre 18 (11)

Así que he pensado que, además de las anécdotas al uso que aquí comparto, situaciones dignas de post, asimismo os voy a apuntar qué visitamos cada día, por si queréis ideas o una guía de viaje, y a copiar las “COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM”, así como, a la vez, colgaros los enlaces a las publicaciones, por si queréis ver esas fotos. La cosa quedará así:

a) Título del post con lugar en el que estamos.
b) Lista de sitios visitados.
c) Cosas que se aprenden en Vietnam, flanqueadas por los enlaces a mi Instagram con las fotos que colgué de dicho día. (Las cosas que se aprenden en Vietnam son algunas muy crípticas, otras se entienden solo al ver las fotos, otras son afirmaciones muy personales. Si alguien no entiende algo y tiene curiosidad, me lo diga y yo le explico a qué me refiero).
d) Pispajadas y anécdotas al estilo de este blog, introducidas con un “¿Qué pasa también hoy?” y contadas, cada una, con su respectivo “pasa que”…

¿Preparados, entonces, para acompañarnos?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios