Estaba cantado

Vuelvo de Nápoles con mi gran adquisición, un pesebre/nacimiento. Lo coloco en el sitio que tenía pensado para él desde el principio.

madre 24 (3)

En cuanto el Señor de las Bestias lo ve, augura: “Si lo pones ahí no te va a durar nada. Los críos lo van a tirar con la mochila o el abrigo cualquier mañana de estas antes de salir de casa”. Dos días después, DOS, El Cachorro tira para atrás su abrigo para ponérselo y, zas, le sacude al Belén un “abrigazo”. No lo ha tirado de milagro. Milagro, sí; al fin y al cabo, ahí Dios anda por medio. Pero anda que…

madre 24 (4)

Rappel, es hora de que te retires. El Señor de las Bestias te tumba con sus premoniciones.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios