El Sr. Don Gato

Hoy hemos hecho un intercambio. Los vecinos se han llevado a mi Don Bimbas y me han dado a cambio un cachorro de Maine Coon, la raza de gato más grande. Un gato que no puede ser más bonito y más cariñoso.

madre 21 (1)

El Cachorro y yo, encantados de la vida. Pero El Cachorro tiene alergia a los gatos. A veces no le da, y yo creo que se le ha pasado eso de la alergia, a pesar de que El Señor de las Bestias me ha dicho que, si íbamos a por el gato, que le diera un antihistamínico. Pero yo no tenía.

madre 21 (2)

¿Qué ha ocurrido? Que El Cachorro se ha restregado vivo con el gato.

madre 21 (3)

Y le ha dado alergia. No podía con el picor de ojos, el pobre. Lloraba y lloraba (y se los tocaba y se los tocaba, con las manos llenas de gato, pa’ qué queremos más).

Y luego ha rabiado, claro:

– Gato malo.
– ¡Cómo, gato malo! De malo nada, cariño. Él no tiene la culpa – le replico.
– ¡Intenta ser una cucada para que le toque y ahora que me pique!

Jaaaa. Me encanta esa atribución al gato de la responsabilidad plena de sus problemas. El gato tiene la culpa por ser tan mono. Pobre, le quiere echar la culpa a alguien de alguna manera…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios