El primer alumno de la forma más pura del “bimbés”

Don Bimbas habla en su propio idioma, el “bimbés”. Existen dos modalidades del idioma: está la jerga, con la que más o menos se hace entender, y luego la forma más pura de esta lengua… en la que se lo inventa todo. Suelta palabras a boleo, que le encanta, y le encanta más que el resto le siga la corriente y se las repita, o contraataque con otra aún más estrambótica.

madre 27 (1)

El peque ha hecho muy buenas migas con su profesor particular de esquí, el mismo que tenía el año pasado, pues el año pasado nos dijo: “Si volvéis, avisadme, a ver si le puedo dar clase, porque este niño es un crack”. Y eso hemos hecho.

madre 27 (2)

Así que, con su profe, puede decirle: “¡Achiquipolibuá!”, por ejemplo. O “Coca cati patipú”, o “chumbalacachún”, y así. Y el monitor, le sigue la corriente. Y andan ambos hablando de esta guisa.

Y entonces es cuando intervengo yo. Pero no para unirme, sino para decirle: “¡Deja de inventarte idiomas y aprende el que debes!”

Sigue bastante en su línea de hablar como si tuviera dos años menos de los que tiene. Dice “¿alé?” en vez de “¿a ver?”, y como eso, muuuuchas cosas más. Acaba de decir que quiere mandarle un “selfaje” (mensaje) a su amiga.

Hablar como un alienígena, eso lo borda.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios