El peluche volador

En mi casa no se han estilado los peluches. Yo los odio bastante y los acumulé en una bolsa de la que luego los fui sacando para regalarlos.

Hace poco llegaron dos tiburones. Merde.

madre 25 (1)

PERO, Don Bimbas está encantado de la vida. Se acuesta con su tiburón y se agarra a él para dormir. Bueno, oye, mientras lo disfrute y no esté dando tumbos por la casa acumulando polvo…

Hoy se levanta con su tiburón y aparece en mi cama. Se coloca como suelo hacerlo yo cuando juego con él a levantarlo con los pies:

“Mira cómo le hago el avión a mi tiburón”.

madre 25 (2)

Igual que cuando lo subo yo a él. Pero, claro, lo que no les hago es lo que le hace él a su peluche, que es lanzarlo por los aires y estamparlo. Bueno, ejem, una vez sí.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios