Dudas existenciales

Acuesto a mis pequeños. Pero a El Cachorro, ese ser que se arrastra muerto de sueño cada mañana cuando hay cole y, cuando no, se despierta a las mil, pero que cuando hay que dormir le entran ganas de pajarear, siente un deseo irrefrenable- (oh, sorpresa) de conversar.

– Pienso en la muerte.
– ¿Ah, sí? ¿Y qué piensas?
– Sí es bonita, si es fea… como un retrete oscuro…
– Aaaah.
– Y si estará ahí Dios y los dioses de Vietnam, el dios del agua…
– Bueno, veremos. Aunque nosotros creemos que solo hay un Dios.
– ¿Solo hay un Dios?
– Parece… – ay, yo qué sé.

¿Son todos los niños así a la hora de dormir?

madre 5 (1)

Aunque, al tema de la muerte, este le da vueltas a todas horas, a su manera. Hace como un mes, le da por reflexionar…: “Mamá, no quiero hacerme mayor. Primero porque moriré y no quiero. Y también porque tengo que hacer cosas como estar en el ordenador y no estaré jugando todo el rato”.

madre 5 (2)

Es lo que mayoritariamente me ve hacer a mí, “estar en el ordenador”, y obvio que le parece lo más aburrido del mundo. Estamos de acuerdo.

También en lo de que no me quiero hacer mayor. Ni morirme.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios